Conozcamos a Rodolfo González, cuentacuentos alajuelense

En los últimos años, Alajuela, se ha transformado artísticamente. Se ha venido gestando un impulso muy rico hacia expresiones culturales, y, la cuentería es un exquisito resultado, producto de ese proceso. A propósito de ello y rindiendo un homenaje a esta ciudad, Rodolfo González acompañado de la Banda de Conciertos de Alajuela, presentaron un bello espectáculo en el que se musicalizó el cuento de González, titulado “El Gigante y la Bruja”. Cuenta Rodolfo, este alajuelense, periodista e historiador, que conjugó dos de sus pasiones: la cuentería y la historia para realizar esta propuesta en donde a través de la magia del cuento, narra y describe, la vida cotidiana alajuelense en el proceso de su fundación, hacia finales del siglo XVIII. Antes de ser musicalizado, lo presentó en el Festival Internacional de Cuenteros: Alajuela, Ciudad Palabra y tiempo después, la productora y clarinetista de la Banda de Alajuela, Laura Jiménez, le pidió el cuento para musicalizarlo. Así, con el talento de Eliécer Brenes, se logró crear una obra musical propia para la Banda de Alajuela, y que a su vez, tuviera un profundo arraigo en la identidad alajuelense y en la identidad misma de la Banda. El sueño de Rodolfo González es que esta obra sea apreciada en todos los hogares alajuelenses, ojalá plasmada en un libro ilustrado que vaya acompañado de algún material multimedia para también escuchar el audio. Mientras eso sucede, pueden ingresar al siguiente enlace https://youtu.be/IdgU05dH4xk, el cual los llevará a verlo en Youtube, donde podrán ver un video con este cuento que ningún alajuelense puede perderse, pues entre ficción, música y un toque de picardía y comedia, este talentoso cuentero, nos lleva por las raíces alajuelenses, y contenidos que nos educan acerca de nuestra “mesticidad”, de los mecanismos de control social que existían en la época, de la reliogiosidad, de la explotación socio económica de la población, etcétera. Para González, es muy importante divulgar este material, ya que insiste en la necesidad de profundizar en quiénes somos y hacia dónde vamos, en nuestra identidad, y en que la misma, va muchos más allá de los adjetivos con que esta linda ciudad es calificada: la ciudad de los apodos, de los mangos y de la liga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *